Hoy es

Las últimas balsas de cáñamo en Almoradí


Las llamadas “Balsas de cocción o enriado” formaban parte del complicado proceso de elaboración del cáñamo y se encontraban repartidas por todo el paisaje que nos rodea.
Antes de ser sometido a todo el trabajo de obtención de su fibra
necesitaba estar sumergido varios días en el agua para que fuese más fácil separar la hebra fibrosa de la parte leñosa.  

Para ello se llenaba la balsa por la mitad  y se iban poniendo haces de cáñamo en capas sucesivas, normalmente cuatro o cinco. Para evitar que la planta flotase, se le colocaban unas piedras redondas de varios kilos. Si la temperatura había sido buena se conseguía una buena fermentación en cuatro ó cinco días, y entonces se procedía a renovar el agua cuya operación se volvía a repetir en otros tantos días. 
Los “balseros” sacaban los haces y los ponían en posición vertical en grupos de ocho o diez para que escurrieran el agua con rapidez, abriéndolos en la base (a modo de cabaña india) y creando un curioso paisaje en toda nuestra Vega.

Lamentablemente han desaparecido casi todas, y solo es posible encontrar algunas, en muy mal estado, en la zona del Camino de Catral, La Fogaria y en la propia Ciudad Deportiva (esta última es la que aparece en la fotografía).  
Las que se conservan fueron construidas a finales del siglo XIX y principios del XX, teniendo un tamaño aproximado de 17 x 6 m. y una profundidad de 1,20 m.  

Seguir leyendo...

ALMORADÍ: Recetario de la gastronomía popular


CONTENIDO:
GUISADO DE HINOJOS CON BACALAO...................6 SÉMOLA......................................................................... 7
CAMARROJAS CON SARDINAS.................................. 8
ENSALADA DE ALCACHOFAS ..................................... 9
CONEJO CON ALCACHOFAS...................................... 10
GUISADO DE PULPO.................................................... 11
TORTILLA DE ALCACHOFAS ....................................... 12
ALCACHOFAS CON GAMBAS ..................................... 13
PAVA BORRACHA ......................................................... 14 CUCURRONES.............................................................. 15
TORTILLAS EN CALDO................................................. 16
ALCACHOFAS CON FOIE............................................. 17
ARROZ Y COSTRA........................................................ 18
ALCACHOFAS FRITAS CON MIEL ............................... 19
SEPIA RELLENA DE ALCACHOFAS............................. 20
SOPAS DE AJO.............................................................. 21
TRIGO PICAO ................................................................ 22
GUISADO DE ALBÓNDIGAS .................................... 23
OLLA VIUDA................................................................... 24
ARROZ CON ALCACHOFAS Y BOQUERONES........... 25
GUISADO DE POLLO CON ALBÓNDIGAS.................. 26
ALCACHOFAS GRATINADAS ....................................... 27

POSTRES
BUÑUELOS DE CALABAZA.......................................... 30 ALMENDRADOS............................................................ 31 ALMOJÁBENAS............................................................. 32
PAPARAJOTES .............................................................. 33
NATILLAS CON GALLETAS........................................... 34
TARTA DE CHOCOLATE DE LA ABUELA..................... 35
TORTADA DE ALMENDRA............................................ 36
PAN DE CALATRAVA..................................................... 37
MONAS DE PASCUA..................................................... 38
Seguir leyendo...

La historia del “Amorós-California”

"Cugatti" (a la derecha) con compañeros del Circo, en los años 30


“La vida de los payasos, como la de todos, está llena de risas y lágrimas”.
Esta frase la utilicé cuando contaba la vida de “Cugatti”, el gran “Clown” de nuestro pueblo, metido a empresario de Circo a partir de los años 50.
Lo que hoy traigo es una historia triste, también de payasos, y en un escenario muy particular: “El Circo Amorós-California”, de nuestro almoradidense, Jesús Amorós.
El 7 de abril de 1958 se presentaba en la localidad de Avilés el “mayor espectáculo del mundo”, y con él “Bill Wild”, una de las actuaciones cumbre del circo, un tirador de asombrosa precisión, que disparaba con una carabina a diferentes objetos: globos, cartas, cigarrillos, sobre una pantalla.
Tenía tal precisión que hasta sus compañeros creían que trucaba la actuación.
Sin embargo, aquel día falló uno de los disparos que fue a parar a los camerinos, donde María García Pascual, locutora y presentadora del circo, lo recibió en el cráneo, provocándole la muerte instantánea. El número continuó porque nadie se había percatado de lo que pasó, aparentemente todo había salido bien, así que, grandes aplausos y un público entregado, esperando la presentación del siguiente número, que esa noche no llegó.
Bill Wild” quiso suicidarse y renunció a seguir con su número, pero tampoco huyó de su mundo, de su familia, hubiera sido una cobardía.
Pasó a ser el payaso “Barton”, compañero de pista de “Bimbo” y “Ramoncete”.
No dejó de llorar durante el resto de su vida la muerte de su compañera, y curiosamente, cada día, tuvo que salir a la pista para hacer reír.
Un último apunte que completa la historia: Maria Pascual estaba casada con otro miembro del circo, “Deany”, que continuó como locutor y presentador.
Cada noche tenía que presentar, con el mayor de los entusiasmos, a “Barton”, el payaso que una vez fue un gran tirador, y a pesar de todo, nunca dejaron de ser amigos, grandes amigos, quizá unidos por el triste recuerdo.
Seguro que los más mayores recuerdan la llegada del “California” a nuestro pueblo, y si cierran los ojos, podrán incluso oír los disparos del gran “Bill Wild”.
Seguir leyendo...

La Alcachofa de la Vega Baja, un proyecto común.


Fue en las primeras décadas del pasado siglo cuando la alcachofa comenzó a formar parte de la producción agrícola de la vega baja que, fundamentalmente, abastecía a la creciente industria conservera existente.
Pero no fue hasta finales de los 50, tras la desaparición del cáñamo, cuando pasó a convertirse en uno de los principales productos agrícolas de nuestra vega.

Almoradí pasó a ser el municipio con la mayor superficie cultivada y el mayor -por no decir el único- centro alcachofero de España, tomando también la iniciativa de promocionar esta hortaliza a nivel nacional, organizando para ello -a finales de los años sesenta- dos ediciones de las llamadas “Semanas de la Alcachofa”. Un evento que apostó por una importante campaña publicitaria que atrajo a miles de turistas, en el que se llevaron a cabo demostraciones de maquinaria agrícola, conferencias, concursos y degustaciones.
Pero no fue un proyecto local, ya que en su comité organizador se contó con diferentes poblaciones de la vega que estuvieron presentes en las dos ediciones, y participaron la mayoría de empresas del sector, dado que el principal objetivo fue el de generar más consumo y abrir nuevos mercados. De hecho, aunque Ayuntamientos como el de Daya Nueva apostaron por mantener la feria en Almoradí, por ser centro geográfico y el mayor productor, la decisión del comité fue el de hacerla rotativa, algo que finalmente no tuvo continuidad.


Por entonces la plantación de alcachofas en la vega rondaba las 10.000 Hectáreas y se alcanzaba una producción de 120 millones de kilos. Almoradí, como ya he dicho, principal productor y ÚNICO mercado de compra-venta, tenía entonces una capacidad comercializadora de 22.000 Toneladas y un total de 16 empresas que daban trabajo a unas 120 personas. Por poner otro ejemplo, el mismo estudio, del Consejo Económico Sindical de la Vega Baja, otorgaba a Dolores una capacidad de 11.000 toneladas y 12 empresas que empleaban a 60 0breros.

Lamentablemente, la ampliación de la superficie plantada de éste producto, y especialmente la llegada del trasvase Tajo-Segura cambió radicalmente el paisaje agrario de los secanos litorales, y  propició que la única solución para dar salida a los cada vez mayores excedentes, fuera la de vender a precios ruinosos, algo que acabó con el interés por ésta hortaliza.

A comienzos del nuevo siglo, crece el interés por la producción y promoción de la Alcachofa como producto agroalimentario de calidad y como sello de identidad de la vega baja. Y de nuevo es Almoradí quien impulsa la creación de un grupo de trabajo que terminaría por crear y registrar, en marzo de 2011,  la Asociación Alcachofa de la Vega Baja, actualmente formada por diferentes empresas y por los municipios de Almoradí, Benejúzar, Callosa, Catral, Cox, Dolores, Orihuela, Rafal, Rojales y San Fulgencio. Un proyecto que, de nuevo, buscaba un interés común para TODA la comarca.


Paralelamente a esta iniciativa,  Almoradí fue pionero en la apuesta por la promoción de eventos festivos y gastronómicos relacionados con la alcachofa, y en 2012 organizó su primer Congreso Nacional, al que seguirían los llamados “Monográficos y Túneles” de la Alcachofa -una iniciativa de la asociación de restaurantes- y los  “Tapea con Alcachofa” de la asociación de Hosteleros de Almoradí.

Actualmente el proyecto común de la alcachofa de la vega baja -la mejor del mundo-, es una realidad: Orihuela (con una superficie plantada de 432 Hectáreas en 2016) prepara para el próximo año la celebración del que será el  X Simposio Internacional sobre alcachofa, mientras que Dolores -con una producción en 2016 de 124 ha-  puso en marcha, el pasado año, una fiesta “Fin de Campaña” y Almoradí -con un total de 203 Ha en 2016- trabaja ya en la que será su quinta edición del Congreso Nacional y ha puesto en marcha la construcción de un Centro de Interpretación sobre “La Alcachofa y Paisaje de la Vega Baja”.  

FUENTES: Revista del Consejo Económico Sindical de la Vega Baja, Informe sector agrario valenciano, Alcachofa Vega Baja, “Apuntes Históricos” de Luís Martínez Rufete, Hemeroteca Diario La Verdad e Información y Archivo del propio autor.
Seguir leyendo...

El Azud de Alfeitamí

Amanecer en el Azud

Para comprender la importancia que ha tenido el Azud de Alfeitamí a lo largo de nuestra historia hay que entender que la red de riego heredada de la época musulmana solo cubría una mínima parte de tierra de lo que es ahora, ya que nos abastecíamos exclusivamente de la acequia vieja de Almoradí que partía del azud del puente de Levante de Orihuela. Ésta acequia beneficiaba únicamente a Almoradí y Daya Nueva, cuyas aguas  se asignaban tres días consecutivos por semana a cada territorio, originando continuas disputas entre ambas localidades.

Nuestro azud solo era una pequeña palizada de estacas de madera y tierra que dirigía la corriente al molino harinero. 
Así lo describía José Montesinos, en su Crónica Suma: “…está vecino a Benejúzar el molino de Alfaytamí, muy antiguo de tiempo de moros y le quedó el nombre del señor del lugar.”  

Sin embargo, su importancia llegó en 1571, cuando el síndico de la Universidad de Almoradí, Luís Carbonell, el señor de la Daya Francisco Boil y Masquefa y el propietario del Molino, Francés Galicant, otorgaron ante notario la apertura de dos nuevas acequias aguas arriba y junto al azud, llamadas “Mayor o Nueva de Almoradí” y  del “Río”, sentando además las bases para realizar el dique de obra permanente.

Dicha obra se acabó en 1615, y con ella, se creó un complicado entramado de acequias, que a día de hoy, siguen cumpliendo la misma función de entonces; la de dar agua de riego a toda la Vega, especialmente a Almoradí y Daya Nueva. La financiación de las obras, cuyo coste se elevó a 7432 libras, fue asumida por la comunidad de regantes dependiente del Azud de Alfeitamí, que hicieron una derrama anual de 6 sueldos por tahúlla y cuyo gravamen concluyó en 1775, una pesada carga que tuvieron que asumir durante dos siglos.

Las acequias tienen dos casetas que aún se conservan, y que guardan las compuertas o tablachos, cuya función principal es la de evitar que en las crecidas del río el agua inunde nuestra comarca. También se conserva el dique con los sillares traídos de las cercanas canteras de La Escotera, aunque seguramente éstos son posteriores al terremoto de 1829, ya que en el parte de daños remitido por las autoridades de Almoradí se señalaba que “ha quedado arruinada la rivera y azud del río…”

PUBLICADO EN "ALMORADÍ, UN RECORRIDO HISTÓRICO"
Seguir leyendo...

"La Campana" (1ªParte)

                 
Quizá haya sido por mi discreto aspecto, pero lo cierto es que sólo yo puedo presumir de haber sido testigo único de la historia de mi pueblo, Almoradí, desde 1865. Mi nombre es Abdón y Senén, y soy la campana que desde siempre ha acompañado al reloj de la torre. No conocí los terribles terremotos de 1829, pero por desgracia sí viví el de 1919, y puedo aseguraros que me tocó de cerca. 
 La Torre del Ayuntamiento se resquebrajó y tuvieron que rehacerla nueva dos años después. Sin embargo aguanté bien el tirón, porque ahí estuve de nuevo. Durante años tuve la honrosa labor de regir las tandas de agua de toda la huerta y de dictar los horarios de trabajo de los braceros. Primero con un viejo reloj que ni siquiera yo recuerdo, después, en 1902, con el mismo que me acompaña a día de hoy. En 1926 volví a tener obras en mi torre, ya sabéis, cosas de políticos. En fin, que voy a contaros que no sepáis. Lo cierto es que me resulta muy difícil ordenar tantos recuerdos, y debo pediros disculpas de antemano por los posibles errores, pero claro, una a estas alturas ya está algo vieja, y la memoria empieza a fallar. He estado tantos años en tan privilegiada atalaya, que estoy preparada para contestaros a todas las dudas que podáis tener. No olvidad que aunque ahora me veis en la Iglesia, apenas hace una veintena de años que, muy a pesar mío, me trasladaron aquí, justo cuando los políticos, otra vez ellos, decidieron tirar el viejo Ayuntamiento. Como decía, mi sitio siempre ha estado orientado a mediodía, mirando a la puerta de la Iglesia. 
A la izquierda, desde 1908, el Casino y el Teatro Cortés (podía verlo perfectamente antes de que se construyesen tantas alturas), el mismo año en que sustituyeron las viejas ¨bombas” de petróleo por las primeras farolas eléctricas. En estos casi 150 años de existencia he visto celebrar el regreso de los soldados de Cuba y Filipinas, los bautizos de personas tan ilustres como Manuel de Torres ó José García Martínez. Siempre aquí, cada 31 de diciembre, con todas las miradas puestas en el Reloj, esperando mis doce campanadas.
Os contaré que en el año 37 me encontré sola en la Plaza. 
Las campanas de la Iglesia fueron arrojadas desde el campanario. Durante un tiempo pude ver a los niños jugando a esconderse dentro de Andrea, la campana gorda, pero después desaparecieron. En ese tiempo oscuro me instalaron en la torre una sirena que sonaba cuatro veces al día y un altavoz que transmitía los partes de guerra por la noche. Creí que nunca más volvería a ver las campanas, sin embargo, después de la guerra, en 1940, me llevé la sorpresa de que aquella vieja campana de 1772 fue recuperada, creo que en Puerto Lumbreras. 









Desde aquí he visto crecer y cambiar la Iglesia desde sus inicios, en 1861, cuatro años antes de mi llegada. Al principio un modesto templo que fue transformándose a lo largo del pasado siglo. Se elevó la torre, se levantó la que hoy ocupo y se instaló el Sagrado Corazón de Jesús. Poco queda de aquella primitiva Iglesia. 
En estos años también he visto cambiar mi Paseo, han arrancado árboles, los han vuelto a plantar y los han vuelto a arrancar. Menos mal que éstos últimos parece que van a durar, ya que los he visto crecer desde 1942. Frente a mis ojos ha pasado desde Adolfo Suárez a Manuel Fraga. 
He visto casarse al torero “El caracol” en 1966, y he visto entrar a Estrellita Castro en la Iglesia para entregarle un ramo de flores al Cristo de las Campanas.                                                                     
¡Cuántos recuerdos¡    
Continuará...
Los datos y fechas incluidos en el relato son rigurosamente ciertos.

Seguir leyendo...

Almoradí, Corazón de la Gastronomía




Almoradí estará presente en“Alicante Gastronómica”, la cita gastronómica más importante de la provincia, que tendrá lugar en los pabellones de IFA del 4 al 7 de mayo. En la misma se presentará un novedoso recetario de cocina, un minucioso trabajo  en el que se ha buscado la esencia de la cocina más tradicional de nuestra tierra -la misma que elaboraban nuestros mayores- de la mano de los mejores restauradores de Almoradí. Un recetario en el que no faltará la joya de nuestra huerta, la alcachofa de la vega baja, que tendrá un destacado protagonismo en esta publicación, ya que es el principal ingrediente de muchos de los platos y el más conocido y apreciado por todos. De hecho, también en esta Feria se presentarán las fechas del que será el V Congreso Nacional de la Alcachofa 2019.
Destacar también que se llevará  a cabo el sábado 5 de Mayo -de 12,00 a 13,00 horas- una degustación de alcachofa por parte de la Peña Huertana “Los santicos de la Piedra”, y que el lunes 7 de mayo -de 11,30 a 13,00- Almoradí tendrá un importante protagonismo de la mano de los Chefs Miguel Ángel Cañizares -del Obrador y Pastelería “By Cañizares”, Sergio Luarte del Restaurante “Coma y Punto” y José Fco. Gómez Maciá del Restaurante Los Infantes, quienes llevarán a cabo ponencias en torno a la alcachofa de la Vega Baja.



Seguir leyendo...

María José Ruíz Berenguer ABRAZA A VENUS


He tenido la oportunidad de visitar el proyecto que María José Ruiz Berenguer -interiorista (y gran exteriorista añado), artista, pero sobre todo, amiga- ha presentado este fin de semana en los escaparates y exteriores de la Boutique Loren´s, dentro del proyecto A la Vega Arte. Para ello se ha rodeado de un gran equipo de amigos que han aportado contenido a una idea que, solo a ella podía rondar por la cabeza: utilizar el "Nacimiento de Venus" de Botticelli para adaptarlo a un escaparate, manteniendo su simbología, al tiempo actual con el fin -y son palabras de ella- de "despertar sensaciones  y emociones; en definitiva, no dejar indiferente". 
Pues bien, has sido capaz de despertar sensaciones y emociones, y desde luego, no has dejado indiferente a nadie. Enhorabuena.




Fotos de Jennifer-Virginia Rotter


Seguir leyendo...

Trágico accidente al volver de la Feria de DOLORES

La casilla de los Peones camineros a la entrada de Almoradí
Uno de los accidentes de circulación más trágicos ocurrido en nuestra localidad tuvo lugar la noche del domingo 5 de agosto de 1934. Según la prensa de la época, un carro que venía de la feria de Dolores, a la altura de la casilla de los peones camineros, se encontró con una motocicleta conducida por su dueño Juan Nolasco Mendiola, de 26 años y soltero, el cual llevaba en el asiento de atrás a Blas Martínez Girona, casado de 28 años y vecino también de Almoradí.
Al ir a pasar dicho carro le topó a éste, a cuyo golpe despidió al citado Blas a unos ocho metros y el carro con la bestia fue lanzado fuera de la carretera hacia un bancal a unos cinco metros.
Al choque salió despedida del carro la niña de seis años Carmen García, hija de Antonio (también conocido por José) García, que con otros familiares venía en el carro de las fiestas.
Pero todo se complicó, ya que en el mismo momento de ocurrir el accidente pasó un coche marca Ford conducido por un muchacho de Cartagena.

De resultas del accidente resultó muerta casi instantáneamente la citada niña que sufrió la fractura de la base del cráneo, y el ocupante de la moto, Blas Martínez resultó gravemente herido.
Ambos fueron asistidos en la clínica del medico titular de Almoradí don Vicente Sirvent, el cual fue ayudado por los médicos Julio García y Vicente Cañizares.
El conductor del coche fue detenido, no habiéndolo sido el de la moto por estar también herido.
Finalmente, en la madrugada del lunes falleció también  Blas Martínez Girona.
Seguir leyendo...

Arranca A LA VEGA ARTE, grupo de artistas plásticos de la comarca


Hace unos meses, un numeroso  grupo de artistas plásticos de la comarca -entre ellos varios almopradidenses- decidió formar una asociación (algo que ya os conté AQUÍ), con el fin de promocionar y ejecutar actividades relacionadas con la creatividad artística en todas sus variantes. Pues bien, A la Vega Arte que así se llama, arrancó de manera oficial el pasado sábado y prometen muchas novedades.
Para empezar, unas jornadas de puertas abiertas, de las que incluyo su programación, para el próximo fin de semana. 
  





Seguir leyendo...

EL SEISMO DE 1829 (4ª parte)


TESTIMONIOS (Publicados en los periódicos de la época)Huerta del que fue Almoradí, 26 de marzo de 1829

Del temblor ha resultado definitivamente haber desaparecido este pueblo. Sólo quedan cinco casas quebrantadas sin reducirse a escombros. Se llevan sacados 157 cadáveres de entre las ruinas, y no estarán menos de 80, a quienes se trata de dar sepultura. También han perecido bastantes caballerías, pero hasta ahora no puedo especificar el número.

(El Correo, nº 113, 1 de abril de 1829)
Campamento de Orihuela 24 de Marzo de 1829

Queridos hermanos: ya no existe Almoradí. El sábado 21 del que rige, al

Seguir leyendo...